dissabte, 24 de març de 2012



Los técnicos municipales constataron que en el local de oficinas, que se utilizaba como bar, se vendían todo tipo de consumiciones, e incluso había una máquina registradora y una expendedora de tabaco. Durante la inspección, en la que también participó la Guardia Urbana, se encontraron tres habitaciones con humidificadores y sistema de ventilación en los que había 300 plantas de marihuana en distintos estados de crecimiento

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada