dilluns, 14 de maig de 2012

La solución.


Araceli Manjón-Cabeza, profesora titular de Derecho Penal de la Universidad Complutense de Madrid, exdirectora del Gabinete del Plan Nacional sobre Drogas y asesora de organismos internacionales en materia de drogas y blanqueo de capitales, nos presenta su libro La solución donde propone la legalización de las drogas para poder controlarlas y acabar con el narcotráfico. Su experiencia en el desempeño de las tareas judiciales, políticas y de asesoramiento le ha permitido desarrollar su línea de investigación principal: el tratamiento legal de las drogas.
Aunque hoy parezca imposible, hubo un tiempo no muy lejano en el que la producción, el suministro y el consumo de drogas no estaban prohibidos. Miles de preparados que las contenían se vendían en las farmacias y estaban al alcance de gente de cualquier clase y condición. No se estigmatizaba a los consumidores, y algunas drogas llegaron incluso a ser productos estrella de compañías farmacéuticas que se anunciaban en la prensa como remedios milagrosos contra los más diversos males. Todo esto ocurría sin que la salud pública se resintiese de forma significativa. Pero a finales del siglo XIX Estados Unidos comienza una nueva cruzada contra la droga con tintes moralizantes, racistas, económicos y políticos, y la exporta al resto del mundo
Esta prohibición ha generado nuevos venenos y uno de los negocios criminales más  lucrativos de todos los tiempos: un escenario desolador de violencia y corrupción, mientras Estados Unidos sigue imponiendo su política intervencionista sobre los países productores utilizando como pretexto su «guerra contra las drogas», una guerra que se libra fuera de sus fronteras y que se cobra víctimas ajenas. Ante este panorama insostenible, parece que solo queda una solución: legalizar la producción, distribución y consumo de las drogas, y con ello empezar a controlarlas.
La legalización como alternativa a la actual "guerra contra las drogas" ha sido uno de los temas presentes en la última Cumbre de las Américas, celebrada recientemente en la ciudad colombiana de Cartagena de Indias.
El prohibicionismo ha fracasado. No solo no se ha alcanzado la quimera de acabar con las drogas, sino que cada vez hay más drogas y más consumidores; oferta y demanda se han disparado, y la prohibición ha generado muchos otros problemas no inherentes al consumo de droga, problemas que son hijos de la prohibición.
Se necesita Cambiar el paradigma porque seguir con el prohibicionismo planetario es una locura sideral.
Los últimos años, y muy especialmente en 2010 y 2011, se han precipitado circunstancias y acontecimientos que nos colocan en el principio de la toma en consideración de la legalización como alternativa, como única alternativa.

La legalización de las drogas, de Araceli Manjón-Cabeza (minuto 4:00)


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada