divendres, 20 de juliol de 2012

Cultivar marihuana: una práctica que crece en medio de la polémica


En medio del debate sobre la legalización de la marihuana para consumo personal, el cultivo particular de este tipo de plantas se ha convertido en una práctica que cada vez gana más adeptos. Considerada por muchos como una de las formas más eficientes para combatir el narcotráfico y el consumo de drogas alteradas con diversos productos químicos, el cultivo de cannabis puertas adentro también ha despertado la crítica de distintos sectores que no están de acuerdo con la situación.
Cada vez más expuesto por los medios masivos de comunicación, el consumo de la planta, que tiene entre sus compuestos diferentes sustancias -entre los que predomina el tetrahidrocannabinol-, despierta posiciones encontradas. En este sentido, si se tiene en cuenta que la última marcha mundial de con la protesta simultánea en 153 ciudades de todo el mundo, el asunto no pasa desapercibido.
Lo cierto es que, más allá de las batallas legales, cada vez más Personas deciden meterse de lleno en su sembrado y cultivo. Mientras algunos optan por realizar esta práctica en sus casas –a través del método conocido como indoor–, otros eligen sus jardines. Las formas y recetas varían en cada caso, aunque todos los testimonios coinciden en que se trata de la mejor opción para combatir el narcotráfico.

La reunió con un grupo de productores de cannabis, quienes accedieron amablemente a charlar sobre el asunto, pero con la condición de que se preserven sus identidades. Se trata de cuatro jóvenes de entre 18 y 30 años de edad, quienes afirman que el cultivo es "un estilo de vida". "Empecé a cultivar porque estaba cansado de tener que lidiar con los Camellos (vendedores de droga)", afirma Matías, un estudiante que comenzó con esta práctica hace dos años.

En este sentido, el miedo a tener que ingresar a barrios considerados peligrosos para conseguir marihuana es otro de los puntos que motivó al grupo a tener sus propias plantas. "Cuando uno se adentra en el mundo Cannabico, generalmente lo hace de Joven, no es consciente de lo que haces, te expones a un ambiente turbio para conseguir un porro", dice Adrián.

DROGAS ALTERADAS. Entre los puntos elegidos a la hora de defender el sembrado y consumo personal, los jóvenes coinciden en que la droga que se vende en los distintos centros urbanos no es la misma que la que ellos cosechan. "Lo peligroso es que en la calle te venden un producto cortado con veneno, lavandina, amoníaco, y quién sabe cuántas otras cosas más, sólo para vender un producto fuerte", opina Adrián.

"Lo bueno de tener mis propias plantas es que puedo confiar plenamente en que la calidad no se va a ver alterada", cuenta Matías. En este sentido, la práctica, que se ha ganado cientos de adeptos en el mundo, es un hobbie para algunos y hasta una "forma de vida" para otros. "Te libera de peligros y te adentra en una actividad muy entretenida, que es la de cuidar tus propias plantas. Conozco gente que les pone música o nombres, como Jenny, Margarita", comenta Adrián, entre risas.

SISTEMAS INDOOR. Aunque resulte difícil de creer, existen equipos con tecnología inteligente para realizar cultivos en espacios cerrados. Los precios varían según las características y especificaciones, pero un indoor cuesta entre 400 y 6.000 pesos. Según los propios productores, obtener este tipo de equipos no es difícil, ya que en internet se los encuentra masivamente y a precios accesibles. "Yo armé mi indoor en el 2009 y gasté 500 pesos en iluminación, balastro, temporizadores de luz y sistema de ventilación", cuenta Rodrigo, un joven de 39 años que trabaja y estudia.

ADICCIÓN Y OTRAS DROGAS. La posibilidad de caer en el mundo de las llamadas drogas duras es uno de los asuntos que más preocupa a los especialistas y a las organizaciones que están en contra de este tipo de prácticas. En este sentido, los jóvenes dicen: "El uso en exceso de la marihuana puede traer consecuencias perjudiciales para la salud". Sin embargo, los cuatro afirman que no han consumido otro tipo de drogas.

"Conozco varias personas que cultivan sus propios cogollos y ninguno fuma más de dos o tres veces por semana", dice Gonzalo, otro de los productores que aceptó compartir su historia. Consultado sobre el uso de otras drogas, Adrián dice: "Creo que los amigos son más una puerta a otras drogas que la droga en sí misma".

 


Por otra parte, la directora del Plan Provincial de Adicciones, Carina Stehlik, se refirió al asunto. Consultada sobre los índices y el consumo de cannabis en la provincia, la especialista afirmó: "Hay que reconocer que existe un aumento del consumo de marihuana y, en consecuencia, del autocultivo".

Si bien las causas varían, Stehlik aseguró: "Entre los primeros objetivos que tienen los consumidores figura el evitar los peligros de tener que comprar drogas en zonas conflictivas". Las drogas alteradas con peligrosos químicos preocupan al personal del plan que busca reducir las adicciones.

"Los productos vienen cortados, porque eso es lo que produce ganancias", sostiene la funcionaria. Sin querer entrar en polémicas, Stehlik entiende que, si bien el cultivo particular no es la mejor de las opciones, sí debe ser considerado como "una táctica y una estrategia de reducción de daños para actuar sobre las persona afectadas". 


Noticia : http://elsolonline.com/noticias/view/141256/cultivar-marihuana-una-practica-que-crece-en-medio-de-la-polemica_1

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada