dimecres, 25 de juliol de 2012

Los Angeles cierran los dispensarios de marihuana medicinal


El Ayuntamiento de Los Ángeles ha aprobado en pleno municipal una ordenanza que prohíbe los dispensarios de marihuana con fines medicinales, cuya presencia se ha multiplicado en la ciudad durante los últimos años

La decisión se adoptó con los votos a favor de los 14 miembros del consejo local en una sesión en la que estuvieron presentes como público tanto defensor como detractor de los comercios de venta de cannabis. Según esta medida, los 762 dispensarios de marihuana medicinal registrados en la urbe californiana recibirán una carta exigiendo su cierre inmediato. Los comerciantes que se nieguen a acatar la nueva normativa tendrán que responder ante los tribunales.

La regulación que ha recibido este martes el visto bueno es la última de un largo contencioso municipal por poner orden a la proliferación de la venta legal de esta droga cuando está justificada por su uso medicinal, lo que ha llevado a casos de distribución con escasa supervisión.
La 'maría' es un estupefaciente ilegal a nivel federal en EEUU, aunque más de una decena de estados permiten su uso con prescripción médica. En 2007 la ciudad de Los Ángeles autorizó una moratoria sobre los dispensarios de marihuana al amparo de la cual se multiplicaron los establecimientos especializados en esa sustancia.

En 2010 se intentó poner freno a este negocio obligando a cerrar a muchos de esos comercios e imponiendo más tasas a los que aún pudieran seguir operativos para costear las medidas de control, si bien la normativa no llegó a ejecutarse.

Quejas vecinales

Con la medida adoptada ahora, los gestores públicos confían en poder responder a las quejas de los vecinos de algunos barrios que veían esos dispensarios como una fuente de inseguridad.

 Los usuarios de marihuana medicinal tendrán aún la opción de poder cultivar su propia planta e incluso compartir los frutos con grupos de hasta tres personas. Sin embargo, los activistas a favor del uso del cannabis indicaron que muchos pacientes no tendrán ni el conocimiento ni el tiempo para producir su propia 'maría'.

Paralelamente, el pleno municipal abrió la puerta a la posible continuidad de hasta 170 dispensarios que se registraron legalmente muchos años atrás, antes del florecimiento de este tipo de establecimientos, ya que estudiará una ordenanza que permita algunas excepciones a la norma aprobada.

El consumo de marihuana, incluso con fines recreativos, es un asunto muy debatido en California, donde en 2010 se sometió a referéndum la legalización de esa droga, si bien la propuesta fue rechazada por los electores.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada