dilluns, 27 d’agost de 2012

Pepe Mujica: “combatir el narcotráfico, la mafia y la violencia que se genera para poder conseguir dinero y comprar droga”



“Decir que el Estado regule, no quiere decir que el Estado se encargue de vender. Ese argumento es superficial”, sostuvo el presidente de Uruguay, José “Pepe” Mujica, y citó como ejemplo el mercado de las bebidas alcohólicas. “En todas parte la bebida está regulada, se la inspecciona”, remarcó.

En diálogo con la cadena de noticias CNN, el mandatario del país vecino explicó el proyecto que impulsa para legalizar la comercialización del cannabis “sólo a los uruguayos”.

Dijo que una empresa privada será la encarga de la “producción, almacenamiento, distribución y venta”, bajo el control y regulación del Estado, de esa droga en Uruguay.

Señaló que serán sancionados aquellos ciudadanos que vendan la droga a otros países limítrofes, que seguirá habiendo una política de lucha contra la drogadicción (para aquellas sustancias consideradas más dañinas) y que permitirán que la marihuana sea consumida “exclusivamente por residentes”.

“Esto es un mecanismo para uruguayos, registrados, que tengan una remuneración mensual. Y si esos cigarrillos aparecen en Brasil, tu vas a tener lio. No es cuestión de atropellar sino de utilizar los recursos que ofrece la vida contemporánea”, opinó.

Mujica fue contundente al afirmar que el fundamento de su iniciativa –que debe ser debatida por el Congreso- radica en “combatir el narcotráfico, la mafia y la violencia que se genera para poder conseguir dinero y comprar droga”. Explicó que en Uruguay, al igual que en la Argentina, “nos envenenan con la pasta base (conocida como el paco)”.

“Ya no es drogadicción sino envenenamiento. Es lo peor de lo peor. La cocaína se exporta y la resaca queda para los uruguayos. Vamos a castigar con el doble dureza este tipo de droga”, afirmó el jefe de Estado.

Al hablar en el programa Oppenheimer Presenta, Mujica destacó “el coraje cívico que hay que tener para plantear esto y patear el hormiguero”. “El presidente –abundó- puede suicidarse al decir esto, pero es bueno decir lo que uno piensa, y a veces hay que ir detrás de la corriente”.

Consultado sobre la opinión de la ONU sobre el tema, no dudó en afirmar que “Naciones Unidas se ha manifestado en contra de tantas cosas, pero después pasa de todo en la vida, y uno tiene la responsabilidad de hablarle claro a la gente para que entienda”.

“Nosotros queremos colaborar con la lucha internacional, que Uruguay no sea un trampolín para mandar a otros lugares. Después, si hay cien mil que fuman un poco, los iremos tratando de bancar como los hemos bancados en otras tantas cosas” subrayó Mujica para quien “la mejor adicción es el amor; el resto es una plaga”.

El presidente uruguayo consideró que las políticas implementadas en territorio charrúa para combatir la drogadicción “vienen fracasando” y se mostró confiado en que el proyecto será convertido en ley a fin de año, aunque reconoció las diferencias que genera la propuesta entre los legisladores. No obstante, advirtió: “He aprendido en la vida lo siguiente: lo imposible sólo cuesta un poco más”.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada