diumenge, 9 de setembre de 2012

Bienestar no embriaguez.


 
En el breve paso del sr Stephen DeAngelo en el Primer Foro de asociaciones y clubs de Cannabis, nos dejo una pincelada de la estrategia que debería adoptar el movimiento anti prohibicionista. 
 
 
En vez del llamamiento para legalizar la marihuana con fines recreativos, el movimiento debería abogar por un acceso total de los adultos al cannabis con fines de salud y bienestar. El Antoprohicionismo tendría que darse cuenta de que necesitábamos ofrecer algo mas que otro forma de embriagarse, si queremos cambiar la opinión pública..
 
Los seres humanos han reconocido el cannabis como un medicamento y un sacramento para miles de años.la imagen pública del cannabis se transformo de un ingrediente exótico usado en los medicamentos patentados,a una sustancia embriagadora cuyo uso necesariamente conduciría a la corrupción y al Libertinaje. 


La campaña prohibicionista para reconfigurar el cannabis dé algo que sana a algo que embriaga, logró su meta en 1937, cuando el gobierno federal prohibió el uso de cannabis, y lo hizo ilegal, sin importar cual fuese el Propósito. Es irónico que desde entonces que generaciones sucesivas de consumidores de cannabis han avanzado, sin darse cuenta del Paradigma prohibicionista del cannabis como sustancia que embriaga. Sin embargo en la más grande de las ironías, el concepto prohibicionista ha encontrado su expresión política en la idea de legalizar el Cannabis  con propósitos recreativos.

No hay nada malo en la idea de los derechos individuales. De hecho, la Oportunidad de defender las ideas fue una de las cosas que me atrajo a mí, y a muchos activistas, al movimiento. Sin embargo, resulto ser una estrategia ineficaz.

Por muchos años , el movimiento de reforma Cannabica se encontró arrollado por organizaciones y campañas como  Just Say no (di no a las drogas) o  Partnership for a Drugs free América (Asociación para una América sin Drogas). La amenaza de una nación embriagada, que perdería su ventaja competitiva por culpa de una cultura hedonística, autoindulgente, fue usada con mucho éxito por nuestros contrincantes para justificar la re criminalización. La elección personal de embriagarse fue transformada en una amenaza para la sociedad entera. 

El movimiento empezó a darse cuenta de que necesitábamos ofrecer al público Americano mas que otro forma de embriagarse, si queríamos cambiar la opinión publica del país. El primero de ellos fue Jack Herer y las ventajas  industriales del cáñamo que logro educar a los estadounidenses acerca de los beneficios ecológicos y económicos del cáñamo. Fue la primera vez que se enfoco el movimiento cannabico como algo que no fuera una sustancia embriagadora, pero no genero cambios  legales significativos.

El adelanto estratégico que nos puso en el camino hacia el éxito actual sucedió a principios de 1990,cuando Dennis Peron redefinió el cannabis como una necesidad de salud pública para un San Francisco devastado por loa enfermedad del SIDA. los votantes lo respaldaron y aprobaron la Propuesta P, la primera de una larga lista de vitorias electorales y legislativas para el nuevo movimiento del cannabis medico.la exitosa estrategia de explicar los usos medicinales del cannabis fue adoptada por los activistas en toda América del Norte.

Hoy, con leyes que descriminalizan el cannabis medicinal  se opera en dieciséis estado y el distrito de Columbia, Pero el movimiento se encuentra con otra encrucijada. Algunos están pidiendo un cambio de estrategia, razonando que el énfasis en el cannabis  medicinal deja a la mayoría de  usuarios sin amparo legal, y que por lo tanto el movimiento debería abogar por la legalización del cannabis con propósitos recreativos. Otros (en los que me incluyo)  están  alzando la voz para reenfocar nuestro énfasis como movimiento en el cannabis como medicamento. La dirección que tomemos y el éxito que tengamos, estarán decididos por nuestra comprensión de la naturaleza fundamental del Cannabis.
En lo que están de acuerdo tanto los que abogan por la legalización y sus oponentes prohibicionistas es la idea que solo una pequeña minoría de los usuarios actuales de cannabis podrían calificarse legítimamente como pacientes del cannabis medicina. Esta coincidencia de opinión es Problemática, pero no sorprende, ya que forma parte del mismo malentendido  acerca de la naturaleza del Cannabis Medicinal.

La medicina occidental está basada en un patrón acerca de la salud humana que se enfoca en la "enfermedad". Según este patrón, el cuerpo humanos se parece mucho a una maquina , y los médicos  son los mecánicos. El cuerpo o funciona bien, o esta averiado. Si esta "averiado" se lleva al médico y el interviene casi siempre con fármacos o cirugía, y el cuerpo vuelve a funcionar. Hasta que vuelve a suceder, y el ciclo comienza otra vez. Este es un patrón  demasiados mecánico y Simplista.
Sabemos que en  vez de estar enfermo o sano, él ser humano funciona en una escala de salud y que las técnicas holísticas como la dieta, el ejercicio, el yoga, la meditación y las terapias herbales son igualmente eficientes en mejorar y conservar la salud humana, que las técnicas intervencionistas  como los fármacos y la cirugías.

En el patrón accidental de la "enfermedad" el cannabis se ve como un agente paliativo, y se reserva solo para los pacientes muy enfermos. Se ve como un tratamiento de última instancia por su "potencial alto para el abuso", uno que se usa solamente cuando las demás terapias y sustancias no han dado resultado. Hacen caso omiso de los descubrimientos recientes acerca de las propiedades curativas y preventivas del Cannabis, los cannabinoides menos conocidos como el CBD, y el descubrimiento del sistema endocannabinoide.

El patrón del "bienestar" entiende que el cannabis es una sustancia  muy segura y con una eficacia generalizada, capaz de prevenir y sanar enfermedades, además de aliviar los síntomas inmediatos. Se entiende como un tratamiento de primera opción, más asequible desde el punto de vista económico, y con menos efectos secundarios que los fármacos menos eficaces. Él Patrón del bienestar  reconoce el sistema endocannabinoide como un descubrimiento medico clave.

En mi opinión,  una interpretación acertada del patrón del bienestar en el uso del cannabis puede incluir hasta 98% del uso actual del Cannabis. Algunos pacientes usan el cannabis para mitigar  efectos secundarios de quimioterapia o radiación, o paliar los ataques de la parálisis cerebral. o los tremores de la esclerosis. Otros pacientes a lo mejor lo utilizan para reducir el estrés o la ansiedad. aumentar el apetito, su libido o su creatividad. Pero todos lo usan para mantener o mejorar su estado de Salud.



 En la sociedad actual a muchas personal Según el patrón "enfermedad" de la medicina, al llegar a casa del trabajo se le diagnosticaría : Ansiedad, trastorno afectivo social, trastornó del control del enojo, y depresión.

Hay clases enteras de drogas farmacéuticas dedicadas al control de estos "trastornos" : benzodiacepinas, aminas triciclicas  e inhibidores  selectivos de la receptación de serotonina. Algunos ejemplos son Valium, Prozac, tofranil o Cymbalta por nombrar algunos.

A la hora de cenar nuestro paciente imaginario podría beneficiarse de otros fármacos destinados  a controlar la dieta, el apetito y la digestión.  Seguimos al paciente a su dormitorio donde encontramos los fármacos con el mayor crecimiento para curar la disfunción eréctil, diseñadas para promover encuentros íntimos mas apasionados. Si se fuera a dormir la industria farmacéutica estaría lista con un arsenal de pastillas.las segundas mas recetadas en EEUU.

Cada fármaco citado para nuestro usuario imaginario tiene un competidor en el mundo Farmacéutico, en hecho que probamente  por el que no es casualidad las aportaciones masivas de la industria farmacéutica a las campañas anti droga. Pero los competidores  farmacéuticos , que nos inundan hasta la saciedad con sus anuncios televisivos, viene con una lista de efectos secundarios, mareos, nausea y vómitos, dolor de garganta, altos niveles de enzimas del hígado, ronchas, urticaria, hinchazón, cara, lengua, garganta y labios, depresión, ansiedad, confusión, desmayos, miopatías, infección y un largo etcétera en el que no descarta la posibilidad de Muerte.

El Cannabis, por supuesto, nunca ha matado a nadie, ni ha causado ronchas ni fallos en el hígado, ni pensamientos suicidas, Sus efectos secundarios se limitan a algunas cosas horribles, como : Un apetito voraz, euforia o sueños profundos, Además el Cannabis provee beneficios saludables que siguen eludiendo a las farmacéuticas, una sustancia que mejora el libido de mujeres y hombres  una chispa eficaz en el proceso creativo útil para todos. Un agente anti-cáncer no toxico que detiene el crecimiento de los tumores y apenas tiene efectos secundarios, un alivio tópico para artritis reumatoide y la psoriasis y el agente mas prometedor para la prevención de Alzheimer. Estos son unos pocos de los beneficios únicos de la salud que provee el cannabis y muchos más que están por  descubrirse.

 A pesar de las pruebas contundentes de que el cannabis es una sustancia segura y eficaz que apoya la salud y el bienestar, tanto los prohibicionistas como los que lo quieren legalizar se aferran a la idea de que la mayoría de los que usan cannabis están motivadas por el hedonismo, por el deseo de embriaguez.

La promoción de esta idea por los prohibicionistas, que disfrutan de mucho éxito al definir el cannabis como sustancia embriagadora, es comprensible. Es mas difícil entender por qué algunos de los proponentes del cannabis quieren regresar una estrategia perdedora, justo en el momento que nuestro movimiento está al borde del éxito. La opinión pública, una y otra vez, refleja una diferencia de entre 20 y 30 puntos a favor del cannabis medicinal en comparación con la legalización con fines recreativos. Cerca del 80 % de Estadounidenses apoyan el cannabis medicinal,  mientras que menos del 50 % apoyan el cannabis legalizado con fines "recreativos" aunque parece obvio que le camino hacia mayores reformas cannabicas incluye la movilización del apoyo contundente por el cannabis médico. En vez de situar el cannabis recreativo en contra del cannabis medicinal, mis compañeros activistas podrían darse cuenta de que promover el recreo es uno de los beneficios de la salud y el bienestar proporcionado por el cannabis. Por mucho tiempo el recreo en sí a sido reconocido por Estados Unidos como un ingrediente esencial de la salud y el bienestar.

Fue citado como uno de los motivos principales del movimiento laboral del siglo XX para instaurar una semana laboral de 40 horas. La valoración del recreo como parte esencial del bienestar también se encuentra plasmada en la creación en nuestro sistema de parques públicos, y el crecimiento de programas de terapias de música y danza en nuestras escuelas y otras instituciones. Nuestro movimiento debería usar esas asociaciones positivas y explicar la necesidad del recreo dentro de un contexto de bienestar, y no en el contexto de la embriaguez. Podemos, por lo tanto, desvincular el cannabis de sus asociaciones embriagadoras, y ayudar a más Estadounidenses a entender porque valoramos tanto esta planta.

Las mamas de ciertas clases sociales que pasan el día organizando las actividades de sus hijos nunca van a estar a favor de una sustancia más para que sus hijos se embriaguen, por muy segura o natural que sea. Pero puede que voten a favor de leyes que permitan a los ciudadanos adultos tomar sus propias decisiones acerca de su Salud y bienestar. La legalización de la Marihuana con fines recreativos regala una jugada fácil a los prohibicionistas , que se vuelven locos por pintar a los usuarios de cannabis como Hedonista decadentes. Y en este momento, en este lugar, la estrategia de legalización no solo está equivocada es peligrosa.

Nuestros oponentes, ilusionados y llenos de energía, recibirán la munición necesaria para cargar nuevamente las armas que utilizaron con tanta eficacia en los años 80. En su lugar los que abogan por la legalización deberían ajustar su forma de entender el cannabis, y abandonar un patrón de la "enfermedad" a favor de él del "bienestar ", y enfocar sus energías en ampliar los parámetro del cannabis medicinal para incluir a todos los usuarios de las plantas. 

En vez llamamiento para legalizar la marihuana con fines recreativos, nuestro movimiento debería abogar por acceso total de los adultos al cannabis con fines de salud y bienestar. En lugar de aceptar los limites y los errores del patrón actual del cannabis médico, nuestro movimiento debería asegurar que toda legalización abrace el patrón del bienestar del cannabis médico, y que por lo mismo tenga bastante amplitud para coger a todos los adultos. 

El eje de esta estrategia debe ser la defensa de los derechos tradicionales de los médicos y pacientes para tomar decisiones médicas, sin la interferencia de políticos no calificados o burócratas. En California, los médicos pueden recomendar el cannabis con cualquier propósito médico para el que es eficaz, igual que con otros medicamentos. Sin embargo todos los otros estados con leyes que regulan el cannabis medicinal en menor o mayor grado, restringen la autoridad de los médicos al limitar las recetas a una lista de enfermedades especificas. El movimiento de reforma cannabica debería insistir que los médicos que recomiendan el cannabis reciban el mismo trato que los demás médicos, y que tengan el derecho de tomar sus propias decisiones médicas. Dado los descubrimientos nuevos a cerca del cannabis, los médicos estarían bien respaldados por la ciencia al recomendarlo para la mayoría de los Estadounidenses si se les permitiera usar su propio juicio. 

Puede que pronto los votantes estén listos para aprobar la idea que el cannabis es tan seguro que los Estadounidenses adultos deberían tener el poder para tomar sus propias decisiones de salud y bienestar, incluyendo el uso del cannabis, igual que con algunas sustancias más peligrosas como la aspirina. 

Reafirmar el cannabis como un campeón del bienestar no es solo una estrategia política eficaz, también es la conclusión lógica de los descubrimientos científicos más recientes,. Primero y más importante es el descubrimiento endocannabinoide, los científicos han determinado que es el sistema de transmisión neuronal más grande en el cuerpo. El impacto generalizado de este sistema en la salud humana explica y confirma los recortes de índole anécdotal que apunta hacía la eficacia del cannabis para una gamma muy amplia de problemas de salud.

Hoy nuestro movimiento se encuentra entre el bienestar y la embriaguez. Promoviendo la noción del uso recreativo, o la embriaguez como un derecho individual, el movimiento de reforma cannabica intento y fracaso mucho antes de involucrarse la mayoría de los activistas de hoy en día. 

En estos años el poder de la derecha religiosa y de los conservadores sociales ha aumentado al igual que la ansiedad pública sobre la economía estadounidense y la competencia global. Sui el movimiento de reforma cannabica empieza a poner énfasis en el derecho de embriagarse, en su expresión pública en la legalización de la marihuana con fines recreativos, debemos esperar que nuestros contrincantes van a usar los mismos planteamientos sobre el hedonismo y la decadencia social que resultaron tan eficaces en los años 80.

Mantendrán que no es solo un asunto de derechos individuales, si no que el efecto agregado de tantas personas que se embriaguen todo el tiempo constituye una amenaza a la sociedad en si, y sobre todo al bienestar económico de los Estados Unidos. Combatirán nuestro planteamiento sobre los beneficios de un aumento de ingresos y una reducción de gasto policial ilegal con la postura que todos esos beneficios son pocos en comparación con el impacto económico de un hedonismo desenfrenado. Sería una inocencia exagerada por nuestra parte pensar que tal postura ya no encontrara un eco en el público. ¿De verdad queremos arriesgar una repetición de los años 80, y dar un viraje posiblemente desastroso que abandona nuestra estrategia más exitosa, a favor de una historia de fracaso comprobado?.

Por otro lado el camino del bienestar nos ha producido el periodo más largo y exitoso en la historia de nuestro movimiento disfruta del apoyo del público y tiene el respaldo resonante de la ciencia. HA generado nuevos sistemas de reparto del cannabis legal y una ola gigantesca de impulso que esta adquiriendo más velocidad cada día, y proporciona a nuestros aliados políticos una manera de defendible de apoyar la reforma cannabica legal. Una de las cosas más bellas e inspiradoras de las plantas del cannabis es la forma en la que ha unido a tantas personas, de historias y experiencias personales tan distintas en una comunidad y en un movimiento.  Todos venimos aquí mediante caminos diferentes, todos tenemos experiencias diferentes, todos tenemos ideas diferentes sobre como lograr nuestros objetivos

La existencia del debate estratégico resumido en este artículo señala la madurez de nuestro movimiento, que ya es bastante grande para incluir mucha diversidad de opinión. Eso sí que es bueno y saludable. Recordemos siempre que aunque  tomemos caminos diferentes, todos caminamos hacia la misma meta. Actuemos en tal manera que el espíritu mismo de nuestra planta querida esté orgulloso de nosotros, tratemos unos a otros con respeto, bondad e humildad.



Yo saludo a todos Uds. que aman esta planta, y han hecho algo (aunque este algo sea pequeño) para liberarla. Juntos, llegaremos.
 

Por Stephen DeAngelo co- Fundador y director ejecutivo.  http://www.harborsidehealthcenter.com/

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada