dimarts, 25 de setembre de 2012

Los Estados Unidos lo hacen, aquí es un tabú pero éste no es un tema ajeno en el mundo

Este lunes el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, se pronunció nuevamente por la forma en cómo se trataría a las personas adictas a sustancias psicoactivas en los centros de atención médica. El burgomaestre capitalino ha dicho que se evalúa el uso de drogas ilícitas que deben ser recomendadas por médicos, pero aclaró que al ser usadas para este fin dejarían de ser ilegales.


Petro señaló que la medida no sólo busca brindar una atención integral a los drogadictos sino debilitar a quienes comercializan la droga. “El jíbaro es miembro de una organización de microtráfico, eso eleva la criminalidad, pero también la joven que se acerca a ese viaje buscando droga termina esclavizada a estas bandas. Se trata de proteger a la juventud y debilitar al jíbaro: una fórmula ensayada desde hace 26 años en el mundo”, explicó el mandatario.

En este sentido puntualizó que la idea es tratar a los dependientes a la droga con expertos médicos.

“Esos tratamientos involucran a las drogas mismas, hasta que la persona logra control sobre sí mismo. Estos centros en un primer momento van a tener médicos ajenos al consumo de las drogas”.

Durante la reunión con el presidente Juan Manuel Santos el viernes pasado, el alcalde dijo que las drogas que se usarían son la metadona, una sustancia química sintética de propiedades analgésicas y estupefacientes semejantes a las de la morfina, utilizada en el tratamiento de la adicción a la heroína; y los opiáceos, compuesto derivado del opio.


El alcalde indicó que las drogas incautadas por las autoridades se usarían para los tratamientos médicos. “Los Estados Unidos lo hacen, aquí es un tabú pero éste no es un tema ajeno en el mundo. Nosotros podríamos hacerlo a través de lo incautado siempre y cuando pase por un laboratorio certificado que garantice que no son veneno y que no se va a convertir en un fenómeno de corrupción”.

Agregó que “de acuerdo a la formulación médica es posible que les den marihuana. En Vancouver hay sitios limpios donde personal estatal les permite estar a estas personas y consumir, de tal manera que éstas se aíslen del entorno social y disminuyan el daño”.

Señaló que el consumo de la heroína viene aumentando un 6%. “Provoca crecimiento de VIH, esto llevó a muchos países europeos a entregar jeringas para disminuir el daño. Hace dos semanas una niña de 22 años murió por sobredosis, dado que alguien la incentivó al consumo. Disminuir el daño significa que la gente no muera por sobredosis”.

Explicó que “la metadona es un opiáceo, pero no es propiamente ilícita, en otro tipo de consumos como marihuana o heroína se necesita otro tipo de medicamentos para disminuir el daño”.

Noticia: http://www.elespectador.com/noticias/bogota/articulo-377058-drogas-incautadas-se-usarian-tratamientos-medicos-adictos

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada