dimarts, 25 de setembre de 2012

APEK declara ante el juez por la incautación de 145 plantas el pasado mes de junio

El responsable de la Asociación Pontevedresa de Estudios del Kannabis (APEK) acudió ayer al juzgado de Instrucción número dos de Pontevedra para declarar ante la Justicia después de que la Policía Local incautara el pasado mes de junio 145 plantas en diferentes fases de crecimiento entre otros estupefacientes, según manifestó en su día un portavoz de la Jefatura.


Junto a esta, los agentes aprehendieron 178 gramos de hoja seca, otros 339 gramos de flor de marihuana o cogollos y medio centenar de pastillas de metadona, tal y como afirmaron las autoridades. El representante legal de la asociación cannábica manifestó que, si bien había ese número de plantas, eran de apenas tres centímetros y que la marihuana seca «puede usarse para tés, entre otras cosas», y no servía para fumar.

El letrado manifestó su disconformidad con la actuación de la Policía Local de Pontevedra e hizo hincapié en la presión que esta ejerce sobre el club cannábico al que representa: «Se están metiendo en cosas que no le importan y tendrán que responder ante la Justicia». De hecho, la asociación llegó a denunciar al fiscal antidroga provincial y a la Policía Local por la incautación de la marihuana que cultivaban en su local, ubicado en el casco histórico de la ciudad.
La defensa destacó, además, que en los casi tres años que lleva la asociación formada legalmente «nunca ningún socio fue sorprendido fumando, ni tuvimos problemas con las autoridades». «Son unos socios discretos, entre el que hay un colectivo de enfermos, y no unos delincuentes», subrayó



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada