divendres, 28 de desembre de 2012

Para las Drogas educación, no encarcelamiento.



El problema de las drogas en Nueva Zelanda es difícil de tratar, sustancias adictivas como la metanfetamina, el alcohol y el tabaco, causando estragos con la vida de todo el país.
La forma actual de lidiar por los que optan por usar sustancias Ilegales es el encarcelamiento, pero no hace nada de los que optan por abusar de las legales.


Pero echemos un vistazo más de cerca.

¿Ha cambiado algo? Abuso de sustancias sigue siendo sorprendentemente frecuente, él consumo de Metanfetamina, Cannabis, LSD, MDMA y otras, no muestran signos de irse.


Pero que tendríamos que hacer? La policía y los políticos nos quieren hacer creer que es la mejor opción. Deshacerse de las sustancias ilegales y continuar enviando a la cárcel a los usuarios. Hemos estado arrestando a los distribuidores y usuarios durante décadas sin embargo, el problema aún continúa.

Tenemos que enfrentar el hecho de que el consumo de drogas siempre estará cerca. La gente siempre tratará de explorar otros estados de conciencia, y si bien es ilegal, la gente siempre va a estar persiguiendo los beneficios disponibles en la industria clandestina.


 La mejor manera de lidiar con este problema es a través de la educación, no encarcelamiento.


Tratamos de educar a nuestros hijos sobre estas cuestiones en la escuela.Si verdaderamente estamos interesados ​​en reducir al mínimo el daño a nuestros niños y la gente de Nueva Zelanda  frente al consumo de sustancias, tomaríamos la ridícula cantidad de dinero que estamos gastando actualmente en la prohibición y lo utilizan para una educación adecuada.
Esto tiene que terminar. Tenemos que poner nuestras opiniones y tabúes a un lado y educar sobre la base de hechos científicos.
Tiene que ser un lugar donde la gente puede ir a aprender los hechos acerca de las sustancias que están optando por tomar.
Promover el uso seguro para minimizar el daño.
Tenemos que tomar una mirada seria a nuestra cultura de las drogas - alcohol incluido. Vamos a tener un lugar donde puedan acudir los adictos o con problemas sin temor a ser encarcelados.
Seamos líderes en el campo de la reducción de daños. Las estadísticas lo demostrarán al resto del mundo. No debemos vivir bajo el temor del encarcelamiento para las sustancias que libremente elegimos para consumir.

Vamos a tener una sociedad educada.


1 comentari:

  1. Las drogas en si no son un problema, el problema es el uso o abuso que se hace de ellas. Una buena educación solucionaría gran parte del problema y la otra parte pasaría por hacer desaparecer el mercado negro y lo que ello conlleva.

    ResponElimina