dijous, 4 d’abril de 2013

“La ilegalidad de la marihuana es letra muerta”

La moción por aprobar el autocultivo de marihuana, ingresada por los senadores Fulvio Rossi y Ricardo Lagos Webber, no tiene mucho futuro en la Comisión de Salud del Parlamento. Según una nota en La Tercera, la mayoría de los senadores la desaprueban y el ministro Jaime Mañalich la considera “sucia”. Sebastián Binfa, director de revista Cáñamo cree que estas opiniones son prejuicios y que el autocultivo es un avance. Además, dice que toda la legislación sobre marihuana es letra muerta porque el consumo y la producción no paran de aumentar.

¿Qué opinas de la negativa que ha mostrado la Comisión de Salud para aprobar la moción que legaliza el autocultivo de marihuana?
No hay ningún argumento, son apreciaciones de lo que piensan. No les interesa el tema más de lo que ellos creen saber. Entonces son sólo lugares comunes y deja muy mal parada a la comisión de salud.

El ministro Mañalich dijo que la marihuana era “sucia”.
Ese es sólo un adjetivo descalificativo que deja en evidencia lo que es como ministro. Un ministro de su cartera, que tiene que estar ligado con la ciencia, debería ser un poco más preciso, sobre todo con un tema tan delicado.

¿Te parece que legalizar el autocultivo es un avance?
Sí, obviamente. Más que la chapa de despenalizar el autocultivo tiene que ver con regular el tema como un problema que existe. Pasa que los detenidos por infracción a la ley de drogas son en su mayoría portadores, usuarios o consumidores. Frente a eso, ¿qué hace el gobierno? ¿Qué hace el Estado? Nada. O sea, la única opción para esas personas es no consumir. Entonces es un punto de partida, aunque sea estricto, pero que se abra la posibilidad para que esas personas no sigan cayendo en la cárcel.

¿El autocultivo debe ser regulado por el Estado?
Es que es el Estado quien puede permitir el autocultivo por ley. El autocultivo es una forma de regular el tema, pero existen otras como las Asociaciones de usuarios de cannabis, los que podrían existir si se cambia la norma que dice que las personas no pueden concertarse en lo privado para consumir. Y al final esa norma es letra muerta.

¿Toda la legislación sobre marihuana es letra muerta?
Es que eso pasa con todas las drogas ilegalizadas, la ilegalidad de la marihuana es letra muerta. Porque el consumo sigue aumentado y la producción sigue aumentado. Entonces estas políticas sólo son populistas porque es muy popular decir no a la droga, pero las consecuencias son peores: gente inocente que es simplemente usuaria termina en la cárcel, pueden perder su trabajo… Eso lleva a clandestinizar más todavía las prácticas, entre más clandestinas, menos saludables son. Produce problemas en el entorno social, y generalmente los problemas con drogas se producen en entornos regidos por esta misma ley. El entorno se produce gracias a las leyes que tenemos. El problema es la regulación de las drogas, la fenomenología se da por lo que tú estas rigiendo. Entonces los legisladores deberían preocuparse del impacto que tienen las políticas en cómo se comportan los usuarios.


Fuente: The Clinic Online

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada