divendres, 11 de maig de 2012

El empresario holandés Ben Dronkers eligió Barcelona


Ben Dronkers -es uno de los empresarios líderes del cáñamo en Europa y el artífice de HempFlax, del mundialmente famoso museo Hash Marihuana & Hemp Museum y también de Sensi Seeds.Cuando empezó HempFlax en 1993, la orgullosa tradición holandesa del cultivo del cáñamo había estado adormecida medio siglo. HempFlax diseñó, desarrolló y patentó maquinaria especializada en el cultivo y procesamiento del cáñamo, iniciando así una revolución industrial del cáñamo. Ben y su equipo de entusiastas, ellos solos, reanimaron el mercado holandés del cáñamo y, en la actualidad, HempFlax cultiva y procesa 2400 hectáreas (5930 acres) anuales. La fibra y el resto de la planta son usados por grandes empresas como BMW o por los caballos de la reina de Inglaterra, que usa lechos de HempFlax en sus caballerizas.

Ahora se viene a Barcelona dejando una replica que en 1985 ya abrió en Amsterdam el primer HempMuseum Gallery dedicado a estas sustancias- ha señalado que las mafias mueven anualmente unos 300.000 millones de dólares en el tráfico de marihuana, por lo que ha insistido en la importancia de que los estados den un giro a sus políticas y apuesten por la legalización."El crimen organizado son los políticos y algunos medios de comunicación", ha señalado Dronkers, para quien el cannabis "será la penicilina del futuro". Dronkers ha explicado que eligió Barcelona -"una ciudad preciosa, donde se come muy bien"- para abrir el museo cuando hace 11 años se enamoró del Palau Mornau, un edificio del siglo XVI situado en el centro histórico, que ha sido restaurado y acondicionado durante la última década y que alberga más de 6.500 piezas.
La inauguración ha atraído a un gran número de invitados, entre ellos los miembros de diferentes asociaciones de defensa del cannabis españolas que han respaldado esta iniciativa. El museo, que se abrirá al público el próximo viernes, expondrá pinturas y grabados que representan el uso del cannabis a lo largo de la historia y algunas antigüedades, como diferentes herramientas e instrumentos utilizados para transformar el cáñamo en cuerda, papel y tejido.
La colección que Dronkers ha ido reuniendo durante cuatro décadas incluye pinturas originales de artistas del siglo XVII, como David Teniers el joven, Cornelis Decker y Herman Saftleven, e incorpora una colección botánica de los siglos XVIII y XIX y una sección medicinal en donde se expone una de las colecciones más grandes del mundo de botellas de cannabis medicinal del siglo XIX, como prueba el uso generalizado del cannabis medicinal en el pasado".Apartir de Hoy estará abierta al público de forma permanente (de 10 a 23h, 9€ la entrada).

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada