divendres, 18 de maig de 2012

"Hay que aplicar al cannabis el modelo de la ley del tabaco"



 

Frederik Polak, consultor del departamento de drogas del Servicio Público de Amsterdam


Conoce a Otzi?

¿La momia de los Alpes?  

Esa. Vivió hace 5300 años y estaba enterrada con un saquito de marihuana.

Pillina la momia.

El cáñamo ha acompañado la historia del ser humano en todo el mundo. El cannabis fue una de las primeras plantas en ser domesticadas hace unos 10.000 años y ha ido pasando de civilización en civilización. Su uso es rico y fue muy apreciado.

Se hacían telas con el cáñamo.

Sí, velas para barcos, telas para pintar y los primeros tejanos Levi Strauss. Y también papel: la Constitución norteamericana está escrita en papel de cáñamo, je, je.

Y cuerda, aceite para lámparas...

¿Y sabía que Henry Ford para demostrar el gran potencial de los recursos sostenibles combinados con tecnología innovadora, hizo una carrocería construida con un 70% de fibras de cáñamo?

Un visionario.
Incluso se libraron guerras por el cáñamo. En el siglo XVIII Rusia era el productor europeo más importante de cáñamo. Napoleón la invadió para tener acceso a sus suministros de cáñamo, su fracaso estrepitoso fue el principio de su fin.
Ahora la batalla es otra.
Un gobierno tendría que tener muy buenas razones para prohibir el consumo de marihuana, y no las hay.
Bueno, hace agujeros en el cerebro.
El razonamiento en el cual se basa la prohibición: que sólo la prohibición puede proporcionar protección contra el riesgo para la salud de las drogas, es un error histórico demostrado. Precisamente el riesgo para la salud es lo que hace necesaria una regulación gubernamental.

¿El efecto de prohibir no es positivo?

Desde que en 1961 se empezó a prohibir todo tipo de drogas, y el consumo siguió aumentando. Actualmente, en los países desarrollados, el uso se ha estabilizado, pero el dinero va a organizaciones criminales y se invierte en guerras civiles.

¿Qué dicen los políticos?

El año pasado un grupo de destacadas personalidades, entre ellos el ex presidente de EE.UU. Jimmy Carter, el exsecretario de la ONU, Kofi Annan, y el empresario Richard Branson, declararon que "la guerra mundial contra las drogas es un completo fracaso".

En el siglo XIX se consumía en los salones, ¿qué ocurrió?

Un poderoso lobby de industriales del nailon y el papel, para los que el cáñamo era un gran competidor, promovieron una ley de impuestos sobre la marihuana. Mediante la Marijuana Tax Act (1937) se aplicaron elevados impuestos sobre el comercio del cáñamo medicinal e industrial y el consumo y posesión recreativa de cannabis.

¿Cómo regular el consumo?

Yo defiendo aplicar al cannabis el modelo de ley que tenemos para el tabaco. Un mercado pasivo, sin ningún tipo de publicidad, precios fijos y mucha información. Pero cada país debería decidir según su cultura. La ley que regula el alcohol es diferente entre Suecia, Francia y Holanda, y somos países cercanos. Y recordemos el desastre que produjo la ley seca.

El ciudadano debería poder opinar.

Sí, porque hay que tener en cuenta que los efectos de la prohibición dañan a la sociedad: mucho dinero se pierde en el mercado negro, la gente se enriquece sin pagar impuestos, los problemas de dinero en el mercado negro sólo se arreglan con violencia; por eso es mejor regular.

¿No se dispararía el consumo?

Ese es el gran temor, pero esta probado que la prohibición no ha disminuido el consumo. Cuando arrancaron los coffeeshops en Holanda el consumo de cannabis aumentó un poco pero se ha mantenido.

¿Hay estadísticas?

Sí, y las cifras de consumo en Europa demuestran que la mayoría de gente hace un uso controlado. En países donde la ley es más dura consumen lo mismo que en los países más permisivos. El consumo de cannabis en Holanda, donde esta tolerado, es menor que en Inglaterra, Francia y EE.UU., países donde la política contra la droga es mucho más dura.

Deme más argumentos.

La gente que compra en el mercado negro no sabe qué productos químicos se han utilizado en la plantación, y eso también se puede regular. Además, no estamos hablando de una droga nueva, sino de algo que la humanidad ha consumido siempre.