dissabte, 15 de setembre de 2012

“No hablamos de una simple feria de muestras. Expogrow reúne además una serie de actividades a su alrededor, y la más importante es el primer Foro Internacional del Cannabis”



Arjan Roskam, propietario de Green House, el mayor dispensador de semillas de marihuana del mundo, con base en Holanda y 200 empleados, conoció a los 17 años en Tailandia a un anciano adicto a la heroína que le dio la clave del negocio en el que se volcaría el resto de su vida. La firma, alumbrada en 1985 y referente del sector del cultivo de la planta, es una de las principales atracciones de Expogrow, la muestra que reúne hasta mañana en el recinto ferial Ficoba en Irún a 250 empresas ligadas de una u otra forma al cannabis.

“No hablamos de una simple feria de muestras. Expogrow reúne además una serie de actividades a su alrededor, y la más importante es el primer ForoInternacional del Cannabis”, explica el organizador del evento, Sergio Martínez. La cita de especialistas reunirá, entre otros, a Steve DeAngelo, propietario del dispensador de marihuana medicinal más grande de California y, por extensión, del mundo, y su único objetivo es “crear un frente común para la normalización de la marihuana a nivel global” y su regularización.

Los comercios especializados han aumentado un 10% con respecto a 2011

Que nadie espere encontrar en Ficoba a nostálgicos del Woodstock del 69 o herederos-imitadores de Bob Marley (que también los hay). Expogrow es una feria centrada en un floreciente negocio, de momento ajeno a la crisis y asentado sobre un vacío legal: la posibilidad de comprar semillas de marihuana y cualquier accesorio imprescindible para su cultivo —fertilizantes, focos o filtros—. Luego, si se da el caso, ya tendrá oportunidad de demostrar ante un juez que las plantas son para consumo propio.

 
Roskam se niega a precisar cuánto dinero obtiene de la venta de semillas, 45 variedades tratadas en laboratorios de prestigio internacional por biólogos y químicos. “En Holanda tenemos un trato con el resto de las empresas: nunca hablamos de dinero, especialmente si es con una periodista. Ya veo el titular que quieres publicar”, esquiva Roskam con ironía la pregunta. Las cifras no son difíciles de calcular. Alrededor de 350.000 semillas vendidas al año, a una media de 3,75 euros la unidad, total: 1,3 millones de euros, tirando muy por lo bajo.



“Hay mayoristas que facturan siete millones en España”, explica el organizador

Los datos en casa arrojan unas 900 tiendas en toda España donde se dispensan semillas, un 10% más que en 2011. Euskadi cuantea con unas 75, a las que hay que sumar los 50 clubes de fumadores. “Hay mayoristas que pueden facturar fácil en España siete u ocho millones de euros”, puntualiza Martínez.

“Arjan, Arjan, debes ir a Europa con estas plantas”, le dijo el anciano con tono mesiánico al propietario de Green House. 

El hombre intentaba curar su adicción a la heroína o al menos mitigarla con marihuana. “Estas plantas en el futuro podrán controlar a los Gobiernos, a los políticos”, le avisó el anciano. “Algo que ya ha sucedido en América, en Canadá y en Holanda, y ahora está sucediendo en España. Esto sí que es un buen titular: ‘La planta más fuerte que el PP”, se despide Roskam

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada